DESCALZO CONFORMÓ UNA MESA DE DIÁLOGO SOCIAL EN ITUZAINGÓ, PARA ENFRENTAR LA CRISIS

El intendente Alberto Descalzo convocó a representantes de diversos sectores de la comunidad, para conformar una Mesa de Diálogo Social, con el objetivo de articular acciones para atender las demandas de los vecinos y vecinas, que surgen como consecuencia de la crisis económica nacional.

La iniciativa fue contemplada en la declaración de la Emergencia Social, Económica, Educativa y Alimentaria que el jefe comunal impulsó en el distrito, y contó con la participación de representantes de clubes, sociedades de fomento, la cámara de comercio chino, iglesia católica, iglesia evangélica, gremios (ATE verde y blanca, SEMI, STMI, SUTEBA, UDOCBA, CTA, CTEP), la cámara de comercio e industria local, y concejales del oficialismo y la oposición.

Los presentes firmaron un documento fundacional, en el que manifestaron su preocupación por el desempleo, pérdida de poder adquisitivo, aumento de la pobreza, incremento de tarifas, el estado de abandono hacia los adultos mayores, deterioro en los sistemas de salud y educación, aumento de la deuda externa y acrecentamiento del clima de la violencia social e institucional.

Ante este escenario, el documento expresa que “las situaciones mencionadas hacen peligrar la paz social” y sostiene que el aumento de la pobreza “no es fruto de perezas particulares, sino de estructuras económicas injustas, que permiten que un pequeño grupo de individuos con poder se apropien de la riqueza que producen las manos y las mentes trabajadoras de las mayorías”. Asimismo, la Mesa de Diálogo propone crear “canales de diálogo que encaucen los reclamos sociales de manera pacífica, y tengan como marco el respeto irrestricto por los Derechos Humanos, rechazando, de esta manera, toda acción violenta que en estos reclamos puedan generarse”.

Al finalizar la reunión, Alberto Descalzo afirmó: “Hablamos sobre la situación que atraviesa el país, la preocupación por los jubilados, por la gran demanda de comida y los problemas en la seguridad, la salud y la educación. La crisis llega a los sectores más vulnerables y está alcanzando a nuevos sectores”. Además, sostuvo que “se trata de buscar la paz social y que no haya vecinos que pasen hambre, de buscar soluciones conjuntas a esta crisis difícil que vive la Argentina, por un plan económico injusto llevado adelante por un gobierno que defiende los intereses de los que más tienen”.

Por su parte, Gustavo Zapata -Secretario General de CTA regional Morón, Hurlingham e Ituzaingó- celebró el encuentro, resaltando que “es importante que se escuchen todas las voces y que el intendente se abrace con el conjunto de la comunidad, para enfrentar esta situación de crisis y llegar en paz a diciembre de 2019, pudiendo hacer una transformación que reoriente al camino del crecimiento, de la generación de trabajo y redistribución de la riqueza”.

Finalmente, Mirta Pascarelli -Secretaria General de SUTEBA Ituzaingó- expresó que “hacía falta esta Mesa de Diálogo para escucharnos y trabajar con un programa en común para paliar la crisis, con miras al año que viene” e hizo foco sobre la cuestión educativa: “la estamos peleando muchísimo, no tuvimos paritaria en todo el año, se viven condiciones muy indignas en las escuelas y tuvimos la muerte de dos compañeros de la educación, producto de la desidia del gobierno de la provincia. Ese fue nuestro límite”.
 

Documento completo: MESA DEL DIÁLOGO - ITUZAINGÓ

Las personas firmantes de este documento hemos sido convocadas por el Sr. Intendente del partido de Ituzaingó para constituir y participar en la Mesa de Diálogo Político Social de nuestro distrito.

Nos impulsa, en general, la convicción de que el encuentro y el dialogo de representantes de distintos sectores de la sociedad siempre es útil para coordinar y afianzar la construcción del Bien Común y contribuir a la Paz Social.

Nos impulsa, en lo particular, que este Bien Común aparece deteriorado tanto en los bienes materiales y simbólicos que lo componen, como por la disminución del número de ciudadanos y ciudadanas que pueden participar de él.

En función de lo dicho queremos comunicar lo siguiente:

OBSERVAMOS QUE:

Es altísimo el número de compatriotas que han perdido su empleo, tanto formal como informal. Las personas que aún conservan su trabajo han visto reducido drásticamente el poder adquisitivo de su salario.

Ha crecido la cantidad de hogares que han caído en la pobreza (no cubren los gastos de la canasta básica) y también las familias que son indigentes (sus ingresos no alcanzan para cubrir la canasta de alimentos). Las familias experimentan que cada vez es más difícil alcanzar la vivienda propia.

Las tarifas de los servicios públicos (transporte y provisión de energía) resultan de muy difícil pago para gran parte de la población, incluidos los pequeños comerciantes y las PyMEs

Los adultos mayores también experimentan la pérdida del poder adquisitivo de sus jubilaciones y pensiones, que se expresa de manera particular y dolorosa en la imposibilidad de comprar los medicamentos que necesitan para cuidar su salud.

Se han deteriorado los sistemas de salud y de educación, provocando el agravamiento de situaciones injustas que sufre la población de menores recursos.

Ha aumentado considerablemente el monto de la Deuda Externa, sin que pueda apreciarse de manera clara en qué se ha invertido la misma para el beneficio de la economía nacional.

Ha aumentado el clima de violencia social y también en de la violencia institucional.

El Poder Judicial está sospechado de corrupción y los más pobres sienten que la justicia está cada vez más alejada de ellos.

JUZGAMOS QUE:

Las situaciones antes mencionadas hacen peligrar la paz social.

La pobreza y la indigencia que sufre gran parte de nuestros compatriotas no es fruto de perezas particulares, sino de estructuras económicas injustas que permiten un pequeño grupo de individuos con poder se apropien de la riqueza que producen las manos y las mentes trabajadoras de la mayoría. “Creo que estamos en un sistema mundial económico que no es bueno. En el centro de todo sistema económico debe estar el hombre y la mujer, y todo lo demás debe estar al servicio de este hombre. Pero nosotros hemos puesto al dinero en el centro, al dios dinero"(Papa Francisco 06/2014).

Los reclamos sociales no se resuelven con represión sino modificando las estructuras injustas que los originan.

Los gobiernos de las naciones llamadas “periféricas” han perdido gran parte de su capacidad de decisión sobre temas claves de su país y dicha decisión está ahora en manos de grupos transnacionales que operan cómodamente en sistemas económicos globalizados para su beneficio sectorial.

Estas consideraciones, que parecen alejadas de nuestra incumbencia, repercuten negativamente sobre nuestra realidad local, porque las personas que pierden su trabajo, o el poder adquisitivo de su salario, viven entre nosotros. También son nuestros vecinos y realizan su actividad económica entre nosotros y dan trabajo a nuestros vecinos y vecinas los empresarios PyMEs y los pequeños comerciantes que ven cómo desaparece el mercado interno.

Por todo lo expuesto NOS PROPONEMOS:

Generar en el seno de nuestras instituciones y en los barrios en los que ellas están insertas canales de diálogo que encaucen los reclamos sociales de manera pacífica y tengan como marco el respeto irrestricto por los Derechos Humanos. Por lo tanto rechazamos toda acción violenta que en estos reclamos puedan generarse.

Promover y/o acompañar acciones solidarias que procuren disminuir las situaciones angustiantes que atraviesan los hogares.

Comunicar a los organismos municipales pertinentes –que el Sr Intendente nos indique- cualquier situación que implique vulneración de derechos individuales, familiares y sociales. Creemos que “Toda la sociedad –y en ella, de manera especial el Estado- tiene la obligación de defender y promover el bien común.” (Papa Francisco: Laudato si)

Ser testigos personales e institucionales de la Esperanza que implica caminar juntos en la construcción de una sociedad más justa, con menos pobres, sin niños desnutridos, con trabajo y salarios dignos, en definitiva, convencidos de que ninguna persona –cualquiera sea su condición- debe ser considerada descartable.

En Navidad celebramos que Dios sigue creyendo en el ser humano y lo ama de tal manera que se hace uno de nosotros. Con esa convicción es que nos dirigimos a las vecinas y los vecinos de Ituzaingó con estas palabras.

13 de diciembre de 2018.-

CENTRO DE ATENCIÓN MÉDICA PRIMARIA
DE ITUZAINGÓ, DR. RAMÓN CARRILLO

4481-8373

BOMBEROS

100

EMERGENCIAS
MÉDICAS

4458-4300

DEFENSA
CIVIL

103